Un Concierto Magnífico y Un País Magnificado
Un Concierto Magnífico y Un País Magnificado
Posted by

Un Concierto Magnífico y Un País Magnificado

El Soccer City de Soweto se llenó de miles de aficionados para ver el concierto de inauguración del mundial que dejó muy emocionados a todos los que nos gusta el fútbol y obviamente en este caso la música, pero ni bien terminado el mismo ya en las redes sociales se derramaba baba por la “colombianísima” Shakira y otra vez me puso en esa situación incómoda de ser objetivo, en un país donde es un crimen pensar.

Para blindarme de los comentarios que me puedan tachar de apátrida, terrorista o guerrillero tengo que contarles lo que siento por Shakira, porque realmente me agrada… Yo voté por Shakira en la elección de la mejor cola del TV y Novelas en los 90s; pese a su desastrosa presentación en Viña cuando apenas era un “bebe” a mí me parecía que su éxito “Magia” era sano y original; me indigné cuando supe que la barranquillera tocando sus primeras puertas de la radio fue “negreada” por Alejandro Villalobos quien después reconocería su error y hasta se pondría como padrino musical de la costeña.

Yo veía el Oasis y me gozaba el soundtrack del cabezote hecho por ella, porque me parecía “sabroso”, además su actuación dejaba ver su espontaneidad y naturalidad en una producción que para la época era un derroche creativo.
Además debo agregar que reuní tapas de las extintas Link y Wizz para un “concierto” con Café Tacuba y Miguel Mateos donde el sonido fue pésimo y la sacaron en par patadas como telonera; seguramente me emborraché N veces en tertulias con amigos (que difícil adolescencia jartando con manes y las viejas sacándonos el culo), escuchando sus “sonetos” románticos , puros y sus frases Arjonianas (¿incoherentes?).

Ven! ; a mí me cae bien la pelada, con el tiempo se fue poniendo más sexy y atractiva, pero igual la “hormiguita culona” de pelo negro, extra lizo, que me cantaba en la radio “Buscando un poco de Amor” me parecía más mamasita. Shakira es Shakira y nadie le quita su bailado pero BASTA YA!!! de jugar a la patria boba.

Por un momento pensé que los narradores que se desgarran la voz por un saque de banda se habían vuelto comentaristas de música: Que Shakira es Colombia en el mundial!!!, que el waka waka la canción del siglo, que la mejor presentación de toda la historia en mundial alguno etc,etc,etc.

Partamos de la premisa que cada uno tiene una visión subjetiva de la música, por algo hay niños con rines de carro en el pecho, que hacen signos de tijera con las manos constantemente, mientras por otro lado “machitos” con delineador de la mama en los ojos, saltan al tempo de un bit en pasos que colindan con un “House” con el pitch acelerado y hasta yuppies que tararean las canciones de su Iphone porque no pronuncian con exactitud el anglosajón.
Pero si nos despojamos de la camiseta “chibchombiana” por tan sólo unos segundos podremos ver más allá de lo evidente; no se necesita ser Manolo Bellon (por cierto un saludo cordial al “maestro”; debe ser un parto compartir set de trasmisión con Adriana Tono e intentar hacer un cruce de opiniones musicales durante largas horas), para darnos cuenta que muchas de las presentaciones de dicho concierto pasaron por encima de la artista colombiana.

Alicia Keys que es algo así como el Barcelona de la música en cuanto a títulos, tuvo una presentación memorable, no me pongan si quiera arrimar el sencillo “Empire State of Mind” al “Waka Waka” porque sería herejía; fuera de eso la “clase” y la “altura” del sonido y el contenido de las canciones son comparar el cielo con el infierno.

Knaan no será John Lennon, pero su canción SÍ ES UN HIMNO al mundial (su presentación corta y sobria pero “me llegó”) , se siente la pasión por el juego, por “mover las banderas”, por el sentimiento del continente negro que por fin ve la copa mundo de frente; el “waka waka” es un show coreográfico de colegio, una canción parrandera/sandunguera pa bailar tomao en Andrés Carne de Res, puede estar a la par del Aserje o el Zazaza (y ojo!!!, que no he dicho que sea mala, simplemente es bailable).

Debemos ser justos y darle el “Himno” a Kannan y si quieren “la canción representativa” a Shakira, no entiendo que “críticos” de la música propusieron la oficialidad del tema de la barranquillera contra “Waving Flag” si de lejos su estilo es más cercano al de un evento de lucha y competitividad; “Un Mundial” de Plácido Domingo en 1982, La Estate Italiana de Gianna Nannini en 1990, Glory Land de Daryl Hall en 1994 entre otros, parecen salidos del pensamiento del cantante somalí y no del bailecito “chucurrumbambero” de la colombiana.

Las inadvertidas presentaciones de los grupos autóctonos y artistas de la región me dejaron un sabor de boca agradable, una muestra de la cultura negra para el mundo, quieren que conozcamos sus raíces, sus tambores, su soul, su jazz, la génesis del rock y mil géneros más, el Pata Pata no es la burla sabrosa de El General es un sentimiento africano de Miriam Makeba que interpretó Lira, que nos habla de libertad y alegría negra.

Y sin siquiera comentar de los demás, incluyendo a Black Eyed Peas como esperan que crea que Shakira les da a todos sopa y seco; es entretenido: sí, me da risa que se mueva como si tuviera mal de san vito: sí y es pegajoso: sí… pero ¿Bueno?, ¿Con calidad?: No. Y es una simple opinión.

El comentario futbolístico es que… reconozco la mediocridad absoluta de la Selección Colombia y sus fracasos constantes, pero esa frasecita de Shakira es Colombia en el Mundial es un chovinismo barato propio de estos tiempos en la nación. Que las modelitos y presentadoras de farándula lo digan con sonrisa socarrona es hasta aceptable, pero cuando empieza a hacer eco en todo el mundo se vuelve insoportable, es más es hasta indignante que los propios periodistas deportivos se suban a ese bus. ¿Qué les ocurre? Uds. están para hablar de táctica y no de música.

Además de postre en la cereza del pastel el noticiero abre con “mil minutos” de Shakira con gritos destemplados de emoción, cuando hacia segundos el Presidente de la República hacia una alocución que pone en juego la estabilidad jurídica, social y legislativa del país, arremetiendo contra las Cortes … pero que importa!! Shakira Uuu!!! Uuu!!! Uuu!!! Uuu!!! Mueva esas caderas mamita Eh! Eh! Eh! EEEEEEEEEEEh! Urrrrrrrrrrrrrrrra!!!!.

Aceptar esta premisa de representación por parte de Shakira, es descalificar por completo el sentido de lo que se está haciendo en Sudáfrica: ES UN MUNDIAL DE FUTBOL!!! ,no de música; por eso me queda claro ya quien nos dio el subcampeonato en el mundial de himnos y la medalla de bronce en el de países felices: nosotros mismos. La pelota ahí sí como dice “El Diego” no se mancha, no la mezclemos con nuestras pasiones, es verdad que somos libres de hacer barra a quien queramos, pero no le vayamos poniendo la camiseta a cualquiera que vaya pasando: a John Leguizamo, a Volanthen, a Reynaldo … por eso es que no entendemos el sentido del “juego”, no respetamos el valor y el sentido de ponerse “la amarilla” y por ende terminan los jugadores no sudándola como se debe.

Acepto que en ocasiones puedo haber sido muy vehemente en la crítica a la colombiana que de verdad no ha hecho nada incorrecto , ni ilegal, pero sus actuaciones son cada vez más “raras”, partiendo de la buena fe de su comportamiento y no llamarlas actuaciones “pícaras”, ni “corruptas”.

Por ejemplo, que Shakira traicionó su estilo colegial y sensible por uno más dance, sacrificando su intención inicial de componer con CONTENIDO así no le entendiéramos un carajo, se bajó de la nube del amor para meterle bit y show al asunto, proclamada por mí como la “Edwin Congo” de la música siendo un producto más empresarial y de manager que musical y deslizándose entre la “creatividad del fusil” (para no decir plagio) con “Hips Dont Lie” (Intro de “Amores como el Nuestro” de Jerry Rivera), “Las de la Intuición” (parte intermedia, base y final de “Never Ending Story” de Limahl) y “This Time Is for África” (la gente se autoincrimina y no sabe que el título “Waka Waka” realmente es de una canción de Las Chicas del Can ,que tuvo otro alias llamado “El Negro No puede”, por eso Shakira se incomoda cuando le ponen ese nombre a su canción y prefiere utilizar el nombre en inglés o “Es Tiempo de África”; además el estribillo también es famoso por ser de la canción “Zangalewa” interpretada por Los Condes en los 90s y el “Zangalewa” de los Golden Sounds, un grupo de los 80s que quiso hacer una especie de “homenaje” al ejército de Camerún y por lo tanto surgió la polémica de parte del continente negro, de que la barranquillera “optimizara” una canción que por derecho les pertenece y les toca el ego).

Si de verdad nos ponemos la mano en el corazón y aceptamos estas premisas entenderemos que hay cosas que escapan a nuestro fanatismo, la música encarna este sentimiento pero también se puede ser objetivo separándola del comentario “patriotero”; por ejemplo Juanes tuvo una presentación sobria y consecuente con lo que viene haciendo como líder de “el español”, más encaminado a promocionar su sencillo nuevo que a enarbolar banderas de nación. Concluyamos que ambos lo hicieron bien en un concierto magnífico… pero muy al estilo del juego del teléfono roto, miren cuanto hemos magnificado a quien no ha dejado de ser una simple mortal.

0 Comentarios desactivados en Un Concierto Magnífico y Un País Magnificado 387 13 junio, 2010 Blogs junio 13, 2010

Comenta y Comparte

Populares

Relacionados