Hazme Llorar Loco
Hazme Llorar Loco
Posted by

Hazme Llorar Loco

El fútbol es un estado de ánimo dentro de sus N definiciones, no sólo por cómo jugarlo con respecto a lo que uno está sintiendo sino lo que transmite a los hinchas de manera etérea y lo que Suramérica plasmó en este mundial es algo de eso, sin embargo Uruguay lo ha convertido en un sentimiento supremo.

Cuando todos soñábamos con una final Brasil vs Argentina o por lo menos con los cuatro integrantes de la Confederación Suramericana en semifinales, sólo uno fue capaz de cumplirnos, sólo uno llevó el sueño a la realidad, sólo uno hizo trizas la utopía y ese uno, ese equipo fue la “celeste”.

En los mundiales y generalmente en todos los torneos aparecen los “estudiosos” de la materia que no hacen más que confundir a la gente con su verborrea, pero no está mal, también debo aceptarlo, ya que un poco de “científico” en la receta futbolística no nos hace daño como pensadores de este deporte, aunque parece que nos quedamos sólo en eso, en “los carrileros”, “la zona”, “el doble 5” y el número telefónico 4-4-2.

El futbol , mis queridos amigos , puede ser arte, pero en su mínima expresión es un grupo de obreros jugando con botas al medio día por la gaseosa, un puñado de niños corriendo bajo el fango y la lluvia, escuálidos africanos pateando vejigas en tierreros con vidrios, esquimales sin técnica corriendo en contra del balón, rockeros alternativos jugando con “fuchis” haciendo tiros en callejones… puede ser arte en manos de los mejores del mundo y puede ser sentimiento en los amateurs; entonces ¿por qué no cambiar los roles?,¿Qué partido en un mundial podría lograr eso? …

Ghana vs Uruguay tal vez un encuentro chato para los que piensan como oligarcas del deporte y escogen juegos para ver, los que se quedan con los favoritos y hablan de rellenos refiriéndose a equipos que entraron legítimamente a esta copa, una disputa que en los prolegómenos no despertó la euforia ni la avalancha periodística que si le dieron a los otros partidos; sin embargo había algo en el ambiente, se veía una tensión rara, había una sensación que cambió mi estado de ánimo, eso indicaba que la matriz del futbol en esencia aparecería…

De los guiones mas rebuscados del planeta hollywoodense no podríamos haber sacado esta pieza magistral : Gol africano en el último minuto del primer tiempo, gol charrúa de tiro libre precioso por parte de su ídolo máximo, partido de dos áreas, alargue inhumano, delantero convertido en portero a la brava y por ende expulsado en el último segundo de 122 minutos de juego, tristeza celeste y euforia africana, penal desperdiciado por la figura de Ghana, definición por penales, estadio abarrotado y en contra de la minoría uruguaya, Muslera impresionante y un final… un final a lo Sexto Sentido!!!.

Lejos de los mejores equipos del mundo se enfrentaron dos selecciones muy completas y muy aplicadas, pero que nos dieron algo que no habíamos probado en Sudáfrica, la gloria, la emoción, la taquicardia y el juego en su más pura definición, tal vez hasta en su más sencilla descripción, intentar meter el balón en una portería y evitarlo en la propia.

Lo que pasó, se los garantizo, quedará plasmado en los libros de la historia futbolística y eso es mucho más importante que venir a pavonear contratos, el carné del club al que pertenecen y tomarse fotos con los sponsors que buscan figuras. Fue bello, fue mágico, fue hermoso, fue un éxtasis casi indescriptible para los que entendemos que el fútbol es un estado de ánimo.

No tengo ningún lazo consanguíneo ni nacional hacia Uruguay, sólo aquel que la Internet a través de su señal me permitió ver, un simple juego de fútbol con 22 tipos que se mataban por la gloria, ¿Qué puede haber mejor que eso?… pues el final que ustedes ya conocen y que me dispongo a contarles, como si fuera un cacique indígena en tradición oral, con hoguera incluida en medio de la noche.

Sebastián “El Loco” Abreu camina con suspenso insoportable 50 metros hacia el punto de penal, Kingson con los nervios al aire lo espera, yo me pongo de pie frente al computador y los latidos de mi corazón sobrepasarían fácilmente los de cualquier uruguayo de raza y lo digo sin exagerar, piel erizada y ojos cristalinos me hacen gritarle a una pantalla “HAZME LLORAR LOCO!!!”, lejos de esperar una “patada de mula” el cerebro sólo me hace acordar que este anormal no cobra como cualquier ser humano racional, es un “animal” del fúbol y por eso mis nervios me hacen temblar 15 veces más fuerte que si tuviera Parkinson.

¿Qué sentirá la familia de este personaje? , ¿Hacía donde estará mirando “el maestro Tabarez”?,¿ Qué sentirá Gyan, el ghanés , el hombre que desperdició la gloria hace minutos antes?; rogaba que algún indicio confirmará mi premonición de que este señor de celeste haría algo raro, pero si adivinar lo que piensa un ser humano es casi imposible, ¿Cómo adivinar lo que piensa un orate que debe asumir que está en el patio de recreo de su escuela infantil?; alguien que por favor le grite, alguien que por favor le diga que estamos en un mundial de fútbol, alguien que llame a la cordura!!!.

3 millones de gargantas mudas, 83500 africanos bramando en contra del uruguayo, un miserable colombiano en pijama tragándose una mano en frente de un computador y el resto de la humanidad se detiene desafiando las leyes de la física y el tiempo, justo cuando Abreu toma la carrera para impactar la pelota.

“El Loco” no piensa, es un esquizofrénico que ve una arenera con niños atrás suyo, 83500 luciérnagas en medio de una noche poética, dos postes de madera que sostienen el pasamanos de un parque cualquiera y un espantapájaros inerte al frente, Abreu respira lento, él no tiene pantaloneta ni guayos, sólo un overolcito que mamá le compró por sus primeros 5 años y “la jeta” la tiene chorreada de helado, impacta una lata de aceite vacía y sólo quiere comprobar si la lata es capaz de englobarse como una pluma al viento tal como aquel final de la película “Forrest Gump”…

El balón viaja más lento de lo normal, que alguien me pruebe que sólo pasaron 2.5 segundos entre el punto blanco y la línea de meta, para mí fueron por lo menos 5 minutos, alcance a recordar momentos fotográficos de los mundiales, visualice dos tapas de diario : “Asesinan a golpes a Sebastían Abreu” – “ Abreu pone de rodillas el mundo fútbol”, sentí como se me destemplaban las cuerdas vocales , la manzana de Adán se me cristalizó como si un secuestrador iraquí me estuviera degollando el cogote, la saliva pasó a bocanadas como una bola gigante a través del esófago… y la pelota sólo viajaba leeeeeenta, mientras Kingson era derribado como un árbol en una tala de bosque europeo.

GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOLLLL!!!;La pelota ingresó tímida por en medio de la portería mientras 3 millones de gargantas explotan al sur del continente, todo el equipo charrúa sale a abrazar a su héroe que sonriente cierra los ojos tratando de volver al mundo real que le es esquivo desde que nació, yo no sólo grito y pataleo sino que una a una van cayendo lágrimas sobre el teclado del computador, con las manos empuñadas al aire afirmo de manera desgarradora: “Esto es FUTBOOOOOOOOOOOOL!!!”… gracias Loco por hacerme sentir, gracias Loco por regalarnos un momento inolvidable para el fútbol, gracias “por la locura”; desconozco los efectos secundarios del Yahé, el LSD o tener un orgasmo con Kim Kardashian y Angelina Jolie a la vez, pero puedo asegurar que esos segundos de catarsis mezclados irresponsablemente con éxtasis fueron superiores por mucho, además son los que genera el deporte más lindo del planeta cuando ocurre una rareza de estas.

Luego viene la calma y una tras otra van pasando las repeticiones de memorable gesta en todos los canales, los momentos más lindos del fútbol son aquellos que registran hora, lugar y fecha de lo que uno estaba haciendo cuando sucedieron y este ha entrado allí, por más que no pase nada con Uruguay de aquí en adelante, por más que la final sea de otros, por más que el juego bonito sea de seleccionados más avanzados, por más que el mundial quiera apartarnos la vista hacia lo comercial y lo pomposo; gracias a esta “locura” mi amor al fútbol se ha refrendado y magnificado, no podemos devolver el tiempo pero el atrevimiento simplemente mata lo que hubiera sido el fracaso de esa jugada, eran demasiados elementos en un sólo partido para que no explotara de esa manera, por eso vuelvo por enésima vez a darte las gracias Loco, porque nos hiciste llorar…llorar de la emoción pura encarnada en la razón de vida de muchos: El Gol.

0 Comentarios desactivados en Hazme Llorar Loco 479 04 julio, 2010 Blogs julio 4, 2010

Comenta y Comparte

Populares

Relacionados