Colombia Es Una Bandera
Colombia Es Una Bandera
Posted by

Colombia Es Una Bandera

El chovinismo es la forma de patrioterismo más impresionante que existe, una creencia de que lo máximo ocurre en nuestro terruño, incluso bajo premisas falsas y brotes de nacionalismo extrema; Colombia nunca antes caminó tan cerca de esta teoría y es apenas entendible por el marco político en el que esta incrustado actualmente.

Los 8 años de Uribe y lo que se viene con Santos nos dejaron una derecha super fortalecida y prácticamente moribunda a la izquierda… aunque mi interés no es para nada hablar de política, la anterior si es una de las tantas razones, para entender porque más que nunca ahora nos dio por pensar que todo lo nuestro es lo “único”.

Pero no crean que nunca fue así, Colombia siempre ha sido así de folclórica y de “calenturienta”, el problema es que no destacábamos con más frecuencia o con más cantidad en distintas actividades. Entre otras cosas, teníamos un Nobel, una Vuelta España, Patarroyo, ah! y el 5 – 0.

Y precisamente ese último nos puede ayudar a entender porque siempre hemos sido un país “calenturiento” en la victoria pero escaso de ellas. Han pasado 17 años!!!! y seguimos con el mismo cuento que nos dejó muertos el día de la celebración, un fracaso estruendoso en el Mundial del 94 y muchos recuerdos “bonitos” que no supimos asumir para evolucionar futbolísticamente; de hecho involucionamos y hoy nuestro fútbol es peor y añoramos precisamente eso: La Victoria…así sea pírrica.

Chocquibtown y Edgar Rentería son dos historias similares y actuales de triunfo que hoy inundan los periódicos y las redes sociales y hacen salir de nuestro ser la famosísima frase de traqueto: ¿Y Ud. a quien le ha ganado?.

De Rentería ya teníamos un ejemplo en el 97 y la gente ahora nuevamente se vuelca a las calles a celebrar, a comprarle bates a sus hijos para que aprendan baseball, a promocionar homenajes y obviamente a “enseñarnos” de este deporte como si todos los días se hablara de él.

La gente ni siquiera en pleno de su celebración dimensiona lo que el “niño” hizo y no lo entiende precisamente porque por encima de su triunfo esta el chovinismo, el trago y la bandera; el colombiano celebra porque sí y porque no, enalza junto a los medios a los que progresan, para luego destruirlos, porque en parte por culpa de estos mismos medios de comunicación no se logran los objetivos finales.

La gente es ajena a la “MLB”, al “MVP”, a “La Serie Mundial”; se limita a que un tipo bateó un “jonrón” y es colombiano y PUNTO, no se imaginan el lugar en la historia del deporte norteamericano que ocupó o el trabajo que realizó durante estos años, porque los medios resumen todo, porque la gente NO SABE de baseball y porque al colombiano sólo le interesa “criticar” y celebrar/jartar.

Los Grammy Latinos que nacieron como una disidencia de los originales gracias al lobby de los Estefan, lo único que hicieron fue abrir puertas para que los que nunca podrán ganar uno tradicional puedan hacerlo de esta manera, además por obvias razones de género musical cómo: “Mejor álbum Norteño” o “Mejor canción de Cumbia o Vallenato”.

Sin embargo esta mezcla México/empresarial es un premio válido que se ha venido asentando con los años como referente de la música latina quiérase o no, independiente de su calidad musical y aunque Colombia ha ganado varios premios incluyendo los obvios del vallenato al ser todos escogidos de esta región, el grupo Chocquibtown logró su estatuilla en la última edición en base a su trabajo.

Obvio que nuevamente aparecieron los “gurús” de la música a decir que fueron los primeros en darles la mano, “millones” de fans que conocían su música aún sin haber comprado sus discos o escuchado sus canciones y el colombiano común… que sólo quiere celebrar.

Independientemente de la calidad del premio, del marketing musical o de los que “siempre” estuvieron a su lado, este grupo de muchachos ha venido realizando su trabajo silencioso del cual no podremos medir su esfuerzo o su calidad musical si ni siquiera conocemos sus discos.

Pero ese es el problema, ahora sabemos de todo, lo experimentamos todo y entendemos todo sólo por ese afán de sacar la bandera a ondear y decir que esos muchachos son de acá y que acá somos potencia en… lo que sea.

Nunca podremos detener este tren de los medios de comunicación o de los eventos que ocurren alrededor del mundo, porque siempre hay un colombiano que tiene una historia que contar y todos queremos construirle un bus de la victoria a ese sujeto o abandonarlo cuando fracase.

A Rentería con su salario pudiera importarle un comino lo que digan de él y a los de Chocquibtown no les incomodaría que una manada de lambones los siga “aupando” para que sean más comerciales y logren vender más discos; tampoco está mal que se les dé un reconocimiento general o unas palabras de ánimo cuando se está trabajando, pero el colombiano algún día tendrá que aprender de mesura, de que no somos el centro del mundo y de que hay millones de temas que nos son ajenos y si queremos saber de ellos debemos estudiarlos a fondo.

Tal vez sea una quimera o un imposible pedir que la gente “aprenda ganar” aún cuando se es propenso a levantar la botella de alcohol siempre, pero en medio de tantas derrotas deportivas, sociales, económicas, políticas, de justicia y e.t.c. ya tendríamos que saber perder y por lo menos eso es un buen comienzo en esta carrea mediática por aparentar ser más o de verdad ser más que el resto del mundo.

0 Comentarios desactivados en Colombia Es Una Bandera 517 12 noviembre, 2010 Blogs noviembre 12, 2010

Comenta y Comparte

Populares

Relacionados